El 25% de las exportaciones de las pymes se destina a EE.UU.

29 Ago

El 25% de las exportaciones de las pymes se destina a EE.UU.

Las pequeñas y medianas empresas observan oportunidades en el mercado internacional, pero requieren de financiamiento y capacitación para innovar productos con valor agregado.

En el recinto La Delicia, perteneciente a Santo Domingo de los Tsáchilas, se ubica True Flavor S.A., empresa dedicada a la producción de pimienta negra, blanca y verde. Esta empresa comercializa sus productos al exterior desde 2014, por lo que contribuye a las exportaciones no petroleras del país.

Los alimentos procesados representan el 4% del total de las exportaciones de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y en 2018 el sector generó $ 111 millones.

Las exportaciones de las pymes sumaron $ 2.672 millones el año 2018 en total. Esto significa una recuperación del 12% en valor monetario y 22% en volumen respecto a 2017. El 25% llega a Estados Unidos. Entre enero y junio de 2019 el comercio bajó $ 328 millones con respecto al mismo período de 2018.

Sebastián Flores, gerente general de True Flavor, explica que venden a Argentina, México, Honduras, Alemania, Holanda, BélgicaHungría y ahora están por cerrar negociaciones con Estados Unidos.

El desarrollo de esta empresa ha sido importante para la zona, ya que ha generado empleos directos e indirectos. “Siempre pagamos entre $ 7 y $ 9 más por el quintal de pimienta que otros compradores, con la finalidad de que se mantenga la producción en la zona”, aseguró.

Las cifras del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca muestran que las pymes exportan principalmente productos tradicionales, como flores y frutas, mientras que los productos elaborados todavía no alcanzan mayor participación.

Una de las razones es la falta de capacitación a este segmento empresarial por parte del sector público y la academia, manifestó Héctor Delgado, analista económico y presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE).

“En el tema de innovación Ecuador está atrasado comparado con otros países, a pesar de los esfuerzos de universidades que toman muy en serio este tema. “La innovación hace que este producto (materia prima) se vea con algo adicional (valor agregado)”.

Para Delgado, las empresas deben enfocarse en el mercado internacional. “Es ahí donde las pymes tienen que enfocar sus esfuerzos y el Estado brindar apoyo para que puedan mostrar sus productos”.

Manuel Cornejo, gerente de negocios internacionales de una pyme ecuatoriana, explicó que estas empresas requieren de inversión y capital inicial para empezar a exportar, para ello es necesario el apoyo de la banca privada.

Las certificaciones también son necesarias para ingresar a los mercados. “Cada uno es distinto, hay simples y complejos”, explicó.

El mercado europeo y el de Estados Unidos requieren de muchas certificaciones, como BRC, IFS, FDA, las cuales garantizan que los procesos internos de la empresa están adecuadamente manejados. Los incentivos y los acuerdos comerciales que puedan tener los países son también muy importantes, indicó.

María Antonieta Reyes, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (Amcham) Guayaquil, destacó que en Estados Unidos hay mercado para las pymes que ofrezcan productos y servicios.

Afirmó que, además de la papaya, uvilla y pitahaya, muchas pymes ingresan al mercado con productos con valor agregado, como pulpas, deshidratados, entre otros.

Pero aún requieren preparación y especialización para ingresar a nichos especializados. Para ello, una recomendación es apoyarse en las cámaras empresariales, embajadas y el Ministerio de Comercio Exterior y en sus eventos de networking para conocer los nuevos compradores.

Una de las empresas que ha tenido éxito en Estados Unidos es la productora y comercializadora de snacks Greensnack. Juan Carlos Intriago, gerente de la compañía, contó que las exportaciones las iniciaron con el apoyo de ProEcuador.

Luego tomaron contacto con un cliente que al inicio recibió un contenedor del producto y ahora también vende snacks con derivados de tubérculos, como malanga, camote, yuca y plátano verde en forma de chifle o patacón. “La idea es ofrecer la mejor calidad al mejor precio”, indicó. (I)

Fuente: El Telégrafo